Confidencialidad y redes sociales. El problema no es Mark Zuckerberg

confidencialidad y redes sociales

No soy ingenuo: todo lo que yo publico en las redes sociales deja de ser íntimo y pasa a ser algo público. Pero, ojo, he escrito el pronombre “yo”. Y lo que yo publico ya ha pasado por mi filtro personal. A partir de ahí, asumo, bajo mi responsabilidad, que esa información pueda estar sujeta a malinterpretaciones o a posibles peligros. (Ya lo dijo Nietszche: “No hay hechos, solo interpretaciones”.

Comprar un coche en 2022

Comprar un coche en 2022

Una vez aclarado si necesita un turismo, un monovolumen, una ranchera, un todoterreno, una furgoneta, un deportivo, una berlina, etc., deberá elegir si el que pasará a formar parte de su vida durante los próximos años será eléctrico, híbrido, híbrido enchufable, de diésel, de gasolina o de gas, que a su vez está disponible en dos submodelos: GLP (Gas licuado de Petróleo en estado líquido) y GNP (Gas Natural Comprimido en estado gaseoso).

Similitudes entre la Selección Española y el Real Madrid

Selección española, Real Madrid

Luis Enrique se dio el gusto de no llevar a ningún jugador del Real Madrid (pese a que podría haberlo hecho) y al final, paradójicamente, ha acabado jugando a lo que juega el Real Madrid en los últimos años: un equipo bien asentado en el césped, muy competitivo, con un centro del campo muy valioso y… sin un killer arriba que te gane los partidos más difíciles.

Decálogo para nuevos gurús del siglo XXI

pandemia

1. Emplea al menos siete palabras clave de esta lista: “Soros”, “nuevo orden mundial”, “Bill Gates”, “vacunas”, “la industria farmacéutica, “microchips”, “laboratorio”, “mentira”, “búsqueda de la verdad”, “libertad”, “despertar”, “héroes”, “5G”, “hegemonía china”… Deja volar tu imaginación y dale alas a tu discurso, pero sin alejarte mucho de estas palabras clave.

Rebrotes

rebrotes, coronavirus

Lo único que tenemos claro a fecha de hoy es que si el coronavirus vuelve a cobrar virulencia, no tendremos arma de defensa más efectiva que la del confinamiento. Por un lado, nos ofrecen viajes interplanetarios; por otro, no podemos abandonar la cueva, a la manera de los primates.

Grace Kelly nunca me perdonará

foto de Grace Kelly, princesa de Mónaco

Así que hoy me ha dado por recordar aquella época en la que yo estudiaba en el colegio San Antonio de Padua, y uno de los profesores –ahora no recuerdo cuál de ellos– nos pidió que escribiéramos una redacción sobre cómo habíamos recibido la muerte de Grace Kelly, la afamada princesa de Mónaco, fallecida unos días antes. Era claramente una exhortación a escribir sobre nuestros sentimientos con la percha de un suceso actual, un impacto mediático que, por inesperado, estaba en boca de todo el mundo.