La dama de los muertos | Nuevo thriller doméstico en Netflix

Netflix emite desde principios de 2023 la serie La dama de los muertos (Totemfrau, en su versión original), un thriller doméstico, por así llamarlo, basado en la novela homónima de Bernhard Aichner.

Ambientada en una seductora estación de esquí cercana a Innsbruck, Austria, La dama de los muertos presenta en seis capítulos la vida de Brunhilde Blum (interpretada por Ana Maria Mühe), propietaria de una funeraria que tras ver cómo un coche atropella a su marido, Mark, a las puertas de su casa, y tras la pasividad de la policía, decide investigar los hechos por su propia cuenta y saciar su irrefrenable sed de venganza.

La mujer vive con sus dos hijos y su suegro, un expolicía, profesión que también ejercía su marido (lo cual hace aún más sospechoso que sus compañeros no quisieran indagar el accidente que acabó con su vida).

Sin parecerse en lo mollar a Breaking Bad, La dama de los muertos comparte con esta un elemento común: en ambas series un adulto que a priori tiene encarrilada su vida familiar y laboral (Walter White como profesor de química y empleado de una lavandería, Brunhilde Blum como dueña de la funeraria local), decide crearse una doble vida para conseguir por medios punibles tanto ética como legalmente cumplir el peligroso objetivo que se ha marcado.

La dama de los muertos, Neflix

La dama de los muertos narra el presente de Brunhilde Blum, pero también su pasado mediante intrigantes flashbacks que completan el perfil de una mujer con una personalidad nada sencilla.

La serie va ganando en intensidad y en interés conforme avanza la trama, que se resuelve en los dos capítulos finales, no por casualidad los mejores.

El impresionante paisaje nevado con el que los creadores de la serie nos interpelan una y otra vez aporta un deleite estético nada despreciable, hasta el punto de que podemos decir que sin dicho marco geográfico la serie no sería la misma.

La dama de los muertos se deja ver: tiene buen ritmo, nos acerca a la más bien desconocida forma de vida de una estación de esquí, ofrece en sabrosas píldoras el pasado del personaje principal, no es maniquea… Su punto más débil es el de la investigación: aquí las piezas encajan con torpe urgencia, casi por carambola, en una suerte de aquí te pillo, aquí te mato (nunca mejor dicho) que no resulta demasiado creíbles. En ese aspecto, está bastante lejos de las novelas negras de los autores nórdicos Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt (creador de la serie El puente), mucho más entregados a las pesquisas elaboradas a la hora de resolver los crímenes. (Más información sobre Hjort y Rosenfelds en Amazon)

Pese a esto, La dama de los muertos es una buena opción cinematográfica para disfrutar un fin de semana en el sofá de casa.

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo.

Cine/Tv en Modelnos

yo, mi, me, conmigo

Yo, mi, me, conmigo

¿Quién no ha dejado de seguir a alguien en las redes sociales, incapaz de digerir…
Leer más

Deja un comentario