Comprar una pluma estilográfica. 7 consejos que te ayudarán

¿Estás pensando en comprar una pluma estilográfica y no sabes cuál sería ideal para ti o para un regalo? Lo mismo que te ocurre con las estilográficas me sucede a mí con otros productos, de los que desconozco casi todo. Las plumas no me son ajenas, pues no en vano tengo una pequeña colección. Por eso he pensado en redactar este post sobre plumas estilográficas, que he intentado resumir mucho, para que no pierdas más que cuatro o cinco minutos en leerlo.

Vamos allá con los consejos a la hora de comprar una pluma estilográfica.

1. ¿Para quién es la pluma?

Antes que nada, deberías tener claro cuál es el destino de esa pluma. Si es para ti, si es para la oficina, si es para un regalo, para tu hijo en edad escolar… Hay plumas para niños, para zurdos, clásicas, modernas, transparentes, femeninas… ¿Cuál es tu perfil o el de la persona que va a recibir el artículo de escritura? Si personalizas el modelo, hay más posibilidades de acertar.

También hay que tener en cuenta el presupuesto que te has marcado. En mi caso, aunque tengo algunas plumas relativamente caras (nada del otro mundo), suelo comprar plumas que no excedan los 40 euros. En este rango puedes comprar una pluma buena de casi todas las grandes marcas que te servirá para todo: para regalo, para uso personal, para el día a día, para escribir una novela… Si pretendes que el regalo sea impactante, siempre te quedará la opción de irte al lujo y comprar una pluma estilográfica Montblanc Meisterstück 149, una de las plumas más famosas del mundo. Ojo: no es barata.

2. El sistema de carga

Procura que el sistema de carga de tinta se ajuste a tus necesidades. Lo ideal sería que el utensilio de escritura estuviera disponible en ambos sistemas: el de recarga manual con convertidor y el de cartucho (si la pluma permite los cartuchos estándar, mejor: así no estarás sometido a tener que comprar una marca determinada).

3. Marcas

Hay tanta variedad de plumas estilográficas, a tantos precios, que casi todas las marcas (incluso las mejores) tienen plumas baratas, o al menos accesibles. No es malo intentarlo con una marca desconocida, pero, puestos a elegir, prefiero decantarme por plumas de marca con prestigio. Las alemanas, sin ir más lejos, son buenísimas: Lamy, Kaweco, Pelikan, Montblanc… Estas marcas raramente fallan, y en muchos casos todos sus componentes son fabricados en Alemania.

Hay otras muchas marcas de calidad, pero por acotar el terreno quise poner estos ejemplos.

Pelikan M200 983064 - Pluma con plumín M, color negro
35 Opiniones
Pelikan M200 983064 - Pluma con plumín M, color negro
  • Pluma estilográfica con cuerpo y...
  • Está hecha de resina con los anillos...
  • Disenado con una ventana...
  • Incorpora el mecanismo tradicional y...
  • Tamaño: M

4. El tamaño en una pluma estilográfica sí importa

Elige una pluma que se ajuste al tamaño de tu mano. Si tienes una mano pequeña, plumas como Kaweco Sport Classic o ✅ Kaweco Liliput  no son para ti (a no ser, claro, que les pongas el capuchón en la parte trasera, lo cual hace que la pluma “se alargue”).

5. El plumín

Antiguamente había mucha diferencia entre los plumines de acero y los de oro (estos últimos, más flexibles). Ya no hay tanta diferencia, porque el acero es cada mejor de mejor calidad. El plumín de oro, huelga decirlo, encarece la pluma. Si es un capricho, el plumín de oro es estupendo, pero no te cortes con los de acero inoxidable: funcionan muy bien.

Ah, y recuerda que hay plumas en las que resulta muy fácil cambiar el plumín, como la Lamy Safari o las plumas Twisbi.

El tamaño de plumín más versátil es el medio (M), aunque también hay disponibles, dependiendo de la marca y el modelo, plumines finos (F), extrafinos (EF) y gruesos (B), y en ciertos casos, otros plumines extras que van numerados. Si nunca has escrito con pluma, podría venirte bien empezar con plumines medios. Por cierto, cuando más grueso sea el trazo de la pluma, antes se descargará del depósito tinta.

6. Limpieza de la pluma

Si la pluma no funciona, o si has terminado el cartucho y decides que no las vas a usar en cierto tiempo, lo mejor es separar las partes de la pluma y hacer una limpieza (para empezar) sencilla. Basta con introducir los componentes de la pluma de escribir en un recipiente con agua a temperatura ambiente (nunca caliente) con un chorrito de lavavajillas y dejarlos toda la noche. Por la mañana, deberás secar esas piezas con papel de cocina (o incluso dejarlas que se sequen solas, al aire) y, una vez seca, guardar la pluma en un estuche o similar.

7. Regalar una pluma estilográfica

Algunas plumas se envían en blísters o directamente en un sobre, sin ningún tipo de caja. A la hora de regalar una pluma conviene que incluya un estuche. Mejora la impresión del regalo.

Y eso es todo, amigos. He tratado de ser lo más conciso posible. Creo que estos consejos pueden ayudarte a la hora de tomar una decisión.

Cross Bailey - Pluma estilográfica
  • Capuchón por presión
  • Con detalles cromados
  • Con estuche para regalo
  • Incluye 2 cartuchos de tinta negra

Cómo cambiar un plumín a una Twisbi Mini

Imagen destacada: pluma estilográfica Online Schreibgeräte 38259 

Bolígrafos o plumas estilográficas. ¿Qué es mejor? (Podcast)

Webs de las marcas de plumas estilográficas citadas en este post

Lamy | Pelikan | Montblanc | Kaweco |

Deja un comentario